Otro año más y otra vez que me planté en Madrid Games Week. Este año se anunciaron más expositores más novedades. En esta ocasión pude asistir los 3 días que se abren al público (el jueves es sólo para prensa) y pude disfrutar de forma más relajada que el año anterior en el que fuí el sábado y el domingo, los días con más afluencia de visitantes.

Los dos primeros stands que nos encontrabamos al entrar eran los de Sony a la izquierda y el de Nintendo a la derecha. Este año, el stand de Sony esta mucho mejor organizado que el año pasado. Se eliminó la cola única para probar varios juegos y había bastantes máquinas en las que probar Driveclub, Battlefield Hardline, Alien Isolation, Dead Island 2, Bloodborne o Until Dawn entre otros. El plato fuerte de stand era una zona en la que una enorme pantalla estaba rodeada de gradas y donde se disputaban torneos de FIFA o Driveclub, además de mostrar trailers de juegos. Además, otro de los grandes atractivos de este stand era la posibilidad de probar la demo de The Order 1886, para el cual había que hacer una cola que podía llegar a durar varias horas (yo sé de gente que esperó 5 horas para probar el juego) ya que sólo había 6 máquinas para probarlo durante 5-10 minutos.

sony

El stand de Sony disponía de otra zona dividida en tres partes: una en la que se podía jugar a Destiny (y hacerse una foto a lomos de un colibrí), otra donde estaban ubicados los juegos nominados a los Playstation Awards y por último una zona dedicada a Minecraft donde se podía jugar a las versiones de PS4 y PSVita. Sin duda, el despliegue de Sony era el mayor de la feria.

El despliegue de Nintendo también era espectacular. También disponía una gran pantalla donde se mostraban trailers y se podían ver las partidas de los torneos que se hicieron de Mario Kart 8 y Super Smash Bros. Por todo el stand había puestos con consolas WiiU y 3DS para probar muchos juegos (Mario Kart 8, Bayonetta 2, Hyrule Warriors, Monster Hunter 4, Super Smash Bros (tanto para WiiU como 3DS) y otros muchos. El único juego que tenía el acceso restringido era Splatoon el cual sólo se podía probar de 10 a 12.

nintendo-300x225

Siguiendo con las grandes, el stand de Microsoft estaba ubicado al lado del de Nintendo. En él se podían probar juegos tanto exclusivos (Halo Mater Cheif Collection, Forza Horizon 2, Sunset Overrride, Killer Instinct…) como multiplataforma (Assassins Creed Unity, FIFA 15, Sleeping Dogs…) Como no y para no ser menos que Sony o Nintendo, también en este stand había una pantalla gigante donde se jugaba a Dance Central para llevarse una mochila de regalo por participar. Cabe destacar, que por probar los juegos en el stand de Xbox, entregaban una tarjeta con códigos de 48 de Xbox Live Gold. Dentro de la zona de Xbox estaba el stand cerrado de Evolve donde se podía probar una demo multijugador tras hacer una gran cola… Pero creo que la cola que se llevaba la palma era la que había que hacer para Call of Duty Advance Warfare que también se encontraba en el stand de Microsoft.

En frente de Xbox estaba el stand de Namco Bandai donde también estaba la demo de Project Cars la cual se podía jugar con Occulus Rift así como un simulador de Moto GP 14. Otros jugos que se podían probar en este stand eran Lords of The Fallen o Dragon Ball Xenoverse. A parte, existía un stand cerrado dedicado a The Witcher 3 donde se mostraba una demo en vídeo comentada.

xbox

El resto de stands eran más pequeños pero no menos importantes. En ellos se podían probar demos de Dragon Age 3 Inquisition o Kingdom Hearts 2.5HD en el de Hobby Consolas; The Wolf Among Us o la segunda temporada de The Walking Dead en el de Badlands Games así como subirse a un simulador de WRC por el módico precio de 4 euros.

Repartidos por un lateral del recinto estaban numerosas tiendas en la zona de Retro Madrid donde se podían probar y también comprar juegos retro de casi todas las plataformas. En otras muchas tiendas se podía comprar merchandising de videojuegos (no os imagináis cuántas espadas y caretas de Minecraft se veían por la feria y no eran precisamente baratas). Eso sí, la mayor tienda era el stand de GAME donde podíamos encontrar muchas cajoneras con juegos de segunda mano y algunas ofertas interesantes.

minecraft

En general la feria estuvo bien, con bastantes expositores y máquinas para jugar, pero el gran problema de esta edición la escasa nula presencia de verdaderas novedades, ya que la mayoría de juegos ya estaban a la venta o próximos a salir. Sin embargo, soy de los que piensa que hay que seguir apoyando este tipo de eventos esperando que con el paso de los años crezcan y quien sabe si pueden llegar a ser un referente del sector en nuestro país.